Trabajo en el barrio Padre Mugica

Llegando a la Gral Paz por la avenida Castañares, en Villa Lugano, se encuentra el conjunto habitacional Padre Mugica. Este complejo, de 12 bloques, fue una obra que quedó inconclusa del programa Sueños Compartidos, ejecutado por la Fundación Madres de Plaza de Mayo. Edificios sin finalizar y todas las consecuencias nocivas de una política habitacional sin una planificación a largo plazo, inundan el paisaje cotidiano de los habitantes de Padre Mugica.

En el conjunto viven alrededor de 600 familias, algunas provenientes de villas linderas al Riachuelo, otras de barrios aledaños y el resto trasladadas desde Villa Cartón, luego de que fuera incendiada en circunstancias sospechosas en el año 2007. Inaugurado hace menos de 10 años, su infraestructura ya se encuentra en un estado alarmante de deterioro. Las graves falencias estructurales que padece compiten con los problemas sociales: tensiones entre vecinos de distintos orígenes barriales, consumo generalizado de droga (problemática detectada tanto en los adultos como en la juventud) y el hecho de que varias oportunidades laborales cierren sus puertas una vez que los posibles empleadores descubren el lugar donde viven los candidatos, generan una sensación general de malestar en el barrio.

Recorriendo el conjunto, conocimos a Mabel Quiroga quien desde hace años montó un comedor popular llamado “La Misión” para los niños y niñas del barrio. Si bien reciben raciones del Gobierno de la Ciudad, Mabel junto a sus habilidosos y diligentes colaboradores deben hacer uso del ingenio y los recursos a su alcance para garantizar que la comida sea suficiente para todas las bocas que necesitan alimento diario.

El comedor de Mabel, no solamente se dedica a la inmensa labor de brindar alimento y contención a la juventud del barrio y aledaños, sino que también organiza diferentes actividades, enriqueciendo la vida de todos sus habitantes. En La Misión se organizan fiestas (de cumpleaños y patrias), se brinda apoyo escolar y se organizan actividades deportivas (equipos de futbol y baile artístico). Mabel busca consolidar un espacio de encuentro, intercambio, contención y conciliación. Las tensiones y problemas que puedan existir entre los diferentes sectores del barrio no encuentran lugar en el comedor, evitando que los chicos reproduzcan los conflictos de sus mayores.

La experiencia de Padre Mugica manifiesta una vez más que los problemas habitacionales exceden la dimensión material y estructural. Los edificios del complejo poseen graves falencias (goteras, humedad que pone en riesgo de incendio los toma-corrientes, hacinamiento, pobres condiciones edilicias, etc.) pero tan o más graves son también las problemáticas de índole social que, en un espacio de convivencia segregado, son un factor decisivo en la calidad de vida de las personas. Y en todos los casos, se trata de situaciones que podrían haber sido evitadas, si el Estado hubiera ofrecido un seguimiento y acompañamiento de los avances en el barrio.

Por estas razones, el equipo de Tejido Urbano decidió acompañar a la institución de Mabel en sus esfuerzos por cambiar la realidad cotidiana de los vecinos de Mugica. El primer trabajo que llevamos adelante fue una remodelación del comedor La Misión. A lo largo de diversas jornadas reemplazamos las chapas agujereadas del techo para evitar la inundación y también colocamos un material aislante que funcione como cielo raso para poder atenuar las temperaturas extremas (tanto en invierno como en verano) que se sienten puertas adentro del comedor. Las jornadas de trabajo se realizaron con voluntarios e integrantes del equipo de Tejido Urbano y también junto a los vecinos del barrio, para que puedan participar del proceso y hacer escuchar su voz en los trabajos de mejora, de esta manera se tornan partícipes de una experiencia formadora.

Todavía falta mucho por hacer. Sin buscar sustituir al Estado, ni eximirlo de sus responsabilidades, seguiremos trabajando junto a los vecinos de Padre Mugica, intercambiando ideas y expectativas para mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

2017-10-24T12:21:25+00:00