Programa de mejoramiento espacios comunes conventillos

Recorriendo las históricas calles de La Boca podemos encontrarnos con una serie de edificaciones centenarias, que funcionan como viviendas colectivas, reconocidas por la cultura popular, la historia y sus habitantes como conventillos. Estos tienden a ser construcciones en altura muy precarias, donde muchas veces se emplean materiales no aptos para las mismas, con piezas alquiladas a familias o individuos y con espacios comunes.

Los recién llegados a la patria, durante los grandes procesos inmigratorios llevados adelante alrededor de 100 años atrás, encontraron en los conventillos de La Boca un espacio donde poder instalarse de forma temporal hasta estabilizar su situación financiera. A esto responde el hecho de que muchas de estas edificaciones fueron construidas con materiales y recursos encontrados en una zona portuaria (suministros y materiales de barcos o puertos). Pero para muchos, estas viviendas de carácter transitorio pasaron a ser una respuesta habitacional definitiva.

Hoy en día, encontramos una gran cantidad conventillos funcionando como hogares para miles de familias. Las condiciones precarias de estas edificaciones poseen diversas manifestaciones que generan una enorme cantidad de inconvenientes graves para sus habitantes y su calidad de vida.

La exposición de las escaleras a la intemperie y el prolongado uso por parte de sus habitantes, junto al abandono de sus propietarios, imprimieron un notable deterioro a sus condiciones físicas. El contexto socio-económico general tampoco acompañó a los vecinos para que puedan costear las mejoras necesarias. Las escaleras no solamente son el ingreso a su hogar sino también el ingreso de la ciudad a las viviendas. Ha habido casos en que médicos del servicio de emergencia se negaron a subir escaleras en dichas condiciones para atender situaciones apremiantes. Es decir, no solamente los habitantes de los conventillos arriesgan su vida cada vez que entran a su hogar o salen a la ciudad, sino que los servicios de la ciudad no pueden ingresar a las viviendas si el acceso a las mismas representa un peligro, dejando a sus habitantes en una situación de exclusión y marginación.

Los integrantes de Tejido Urbano realizaron intervenciones en 3 conventillos, llevando a cabo obras de mejoramiento de los espacios públicos y las escaleras. Esto cambió radicalmente la vida de sus habitantes, quienes también fueron participes y colaboraron activamente a lo largo del proceso. El carácter constructivo de estas obras se ajusta a las características edilicias de la obra, preservando su identidad tradicional, defendiendo el patrimonio cultural de este icónico barrio porteño. De esta forma transformamos las condiciones habitacionales de las familias y no perjudicamos la estética tradicional de La Boca, lo cual es un atractivo fundamental para los turistas.

2017-10-24T12:27:57+00:00